top of page

Si deseas reclamar contra una tarjeta revolving en España, puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Revisa tu contrato: Examina detenidamente el contrato de la tarjeta revolving para comprender los términos y condiciones establecidos, incluyendo el tipo de interés aplicado, las comisiones y las cláusulas relacionadas con los pagos y las amortizaciones.

  2. Analiza la usura: Las tarjetas revolving a menudo tienen intereses muy altos, lo que puede considerarse usura según la ley española. Consulta a un abogado especializado en derecho bancario o de consumo para que analice si los intereses aplicados en tu tarjeta revolving superan los límites legales establecidos y si puedes reclamar por usura.

  3. Revisa los extractos y pagos realizados: Analiza tus extractos de cuenta y revisa los pagos realizados, incluyendo los intereses y las comisiones cobradas. Asegúrate de entender los cargos y si consideras que se han aplicado de manera incorrecta o abusiva.

  4. Presenta una reclamación ante la entidad bancaria: Envía una carta de reclamación a la entidad emisora de la tarjeta revolving, detallando los motivos de tu queja. Incluye la documentación relevante, como extractos de cuenta, contratos y cualquier otro documento que respalde tus argumentos. Solicita una respuesta por escrito en un plazo razonable.

  5. Consulta a un abogado especialista: Si la entidad bancaria no responde o no llegas a un acuerdo satisfactorio, puedes buscar asesoramiento en una asociación de consumidores. Ellos podrán brindarte orientación adicional y, en algunos casos, representación legal para reclamar ante los tribunales.

  6. Considera la vía judicial: Si la entidad bancaria no responde de manera adecuada o no se alcanza un acuerdo, puedes considerar presentar una demanda ante los tribunales. Un abogado especializado podrá asesorarte sobre la viabilidad de tu caso y guiar el proceso de presentación de la demanda.

 

Desde Garcia-Navajas Abogados estamos a su disposición para asesorarle en esta materia. Recuerde que cada caso puede ser diferente y los resultados pueden variar. Es recomendable buscar asesoramiento legal específico para tu situación y contar con el apoyo de profesionales especializados en derecho bancario o de consumo.

 

bottom of page